El modelo de autorregulación de Barkley en el TDAH: El inicio (I)

Hace un tiempo publiqué una entrada donde explicaba qué déficits ejecutivos estaban implicados en el Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad (TDAH). Aunque siempre se han conocido estos problemas en los niños afectados por el trastorno, ninguna teoría fue capaz de integrar la disfunción ejecutiva con la sintomatología visible del TDAH (inatención e hiperactividad/impulsividad). No fue hasta 1997 cuando Russell Barkley, con su modelo de autorregulación o modelo de desinhibición conductual, logró integrar la parte etiológica y la parte teórica del trastorno en un único modelo, consiguiendo un marco global donde concepto, explicación, evaluación y tratamiento están perfectamente conectados. Este es el primer post de una serie de artículos en los que intentaré desarrollar la teoría de Barkley basándome en el artículo del doctor Mateu Servera “Modelo de autorregulación de Barkley aplicado al trastorno por déficit de atención con hiperactividad: una revisión”. Servera es uno de los referentes en TDAH en España, y me siento especialmente orgulloso de haber podido publicar un artículo en un monográfico sobre TDAH coordinado por él (podéis descargar el artículo aquí y el monográfico aquí). Además, espero conocerlo en el I International Congress of Clinical and Health Psychology with Children and Adolescentes del 19 al 21 de noviembre en Madrid, donde presenta una ponencia para hablar del “Sluggish Cognitive Tempo” y al cual acudiré.

¿EN QUÉ CONSISTE EL MODELO DE AUTORREGULACIÓN DE BARKLEY?

Barkley desvía el foco principal del TDAH de la sintomatología clásica “Inatención-Hiperactividad-Impulsividad” para buscar la causa subyacente de estos síntomas, y resume la conducta de los niños con TDAH de la siguiente manera: multitud de eventos que normalmente incitan conductas previsibles en la mayoría de individuos, en aquellos que padecen TDAH no lo hacen. ¿Pero por qué? El autor identifica dos tipos de déficits que pueden ser la causa:

  1. Incapacidad para generar CGR (Conductas Gobernadas por Reglas): Las CGR son conductas que no se moldean mediante reforzamiento sino simplemente mediante una norma emitida de manera verbal. La causa de este déficit es la pobre capacidad que tienen para controlar su conducta mediante el lenguaje, lo que se conoce como autoinstrucciones. Esto explicaría por qué los niños con TDAH son capaces de realizar una tarea siempre y cuando exista una supervisión constante, mientras que si nadie está “encima”, el niño deja de hacerlas. Además, Barkley plantea que los déficit en atención sostenida que presentan estos niños puede venir explicado por esto, ya que los instrumentos de evaluación que miden la atención se basan en tareas monótonas y sin contingencias. Si se utilizara una tarea atencional en la que existiese reforzamiento externo e inmediato al niño por su ejecución, las diferencias en atención sostenida entre niños con y sin TDAH no existirían.
  2. Respuesta anormal a las consecuencias del medio: Los niños con TDAH son menos sensibles al refuerzo (premios, elogios verbales por parte de los padres, privilegios, etc.) y suelen saciarse con más rapidez que los niños de desarrollo típico. Esto tiene su reflejo en las técnicas de modificación de conducta que se aplica con niños con el trastorno, como por ejemplo las economías de fichas. El impacto que tiene un refuerzo en la conducta del niño con TDAH es menor, por tanto se requiere mayor cantidad de refuerzo para conseguir el mismo efecto; por otro lado, estos niños se “hartan” muy rápidamente de los premios que se le ofrecen, por lo que es necesario ir renovándolos frecuentemente para así conseguir mantener el interés del niño por realizar la conducta premiada.

En este primer planteamiento del modelo, Barkley plantea que el TDAH se explica por el déficit en las CGR y por la insensibilidad a los estímulos del ambiente. La consecuencia más relevante es la desinhibición conductual que experimenta el niño. Este concepto, el de desinhibición conductual, será un elemento nuclear de las investigaciones de Barkley que acabarían por conformar su modelo final.

Anuncios
El modelo de autorregulación de Barkley en el TDAH: El inicio (I)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s